landscape_nrm_1421270514-mcx-miranda-priestly

Estilos de liderazgos

Vamos a hablar sobre los 4 estilos de liderazgo, una investigación reciente que acaba de sacar la universidad de Harvard. Para meternos en el tema hacemos 2 preguntas:
1. ¿Quién fue el mejor líder que tuviste?
2. ¿Qué clase de líder te gustaría ser?

Una creencia tradicional nos habla que los líderes se dividen entre los malos y los grandiosos, en una línea imaginaria continua, por lo que siempre caerá en algún lugar de ese continuo.

TIPOS DE LIDERES

1. LÍDER VACANTE
En muchos casos me toca enfrentarme en empresas, en las que ven que los líderes no tienen ni dirección, ni energía. Hacen poco y lo poco que hacen es de terror….
Desde ya, de estos líderes lo único que aprendemos es por el contra-ejemplo, y no se merecen llamarse líderes (y muchos dicen que ni siquiera lo son, sólo tienen el cargo, habría que preguntarse cómo lo lograron…)

2. LÍDER AMABLE
Son macanudos, muy buena gente, pero esas buenas intenciones no se traducen en acciones concretas. Los ves y decís, qué buen tipo, pero ¿Cómo se materializa todo lo que dice?. También es muy habitual ver en las empresas, la buena gente que es como el amigo del barrio, pero sin fuerza, sin potencia. Son líderes que pueden generar buenos ambientes, hasta el momento en que les piden resultados

3. LÍDER MALÉVOLO (o “Jefe tóxico”).
Este es MUY riesgoso, porque hace, pero con mucho daño. Viene y dispara para cualquier lado y genera situaciones muy desagradables.
Es el temido, es el que destruye valor, es el que la gente se le escapa, es el que deshonra el rol que tiene. Hace mucho (e incluso hasta puede ser valorado por eso) pero en la dirección incorrecta. Suelen ser topadoras, sin escrúpulos. Es muy necesario identificarlos rápidamente para generar las acciones correctivas, adevertirlos y sacarlos de ese rol. Suelen confundir a sus jefes, porque muestran mucha acción, pero suelen romper muchas organizaciones e impactar muy negativamente en las personas

4. LÍDER VITAL
Es que hace, en la dirección adecuada.
El que inspira, el que potencia, el que desarrolla, el que genera resultados

El liderazgo es un camino de aprendizaje permanente, al que todos podemos aspirar. No necesitamos un cargo para ser líderes. Siempre tengamos en cuenta, por lo tanto, el qué (la dirección) y el cómo (la energía). Y que para liderar hace falta contenido, moral y también potencia, energía.

Repasá la columna:

Descargá todos los tips, acá.